Noventa y cinco minuti

Ladislao Hernández

Osasuna fue el trámite que esta Liga no convirtió en trampa. Este año que se acaba las trampas fueron la visita del Alavés y la del Málaga y el desplazamiento a Balaídos. El sufrimiento en Anoeta y los empates con ambos equipos capitalinos forman parte de la habitual Liga imprevista.

La semana nos ha dejado la sensación de tener buenos laterales, asunto fundamental en este esquema de juego, porque Aleix Vidal se reivindicó ante el Borussia como Sergi Roberto (que sigue sorprendiendo) y Alba (no, no es Digne) lo hicieron en el Sadar. Y poco más: que el Madrid sigue ganando con el balón parado del último suspiro y es una buena noticia que sea un central quien triunfa en tanto a sus delanteros les aprietan los chicos de la cantera. En el Barcelona quien tiene la sartén por el mango es Messi y vemos cómo Gomes aprende de Busquets tanto como Denis lo hace de Iniesta.

Pero hoy fue día de sorteo de octavos. Para el Barça un habitual, el París Saint Germain, con un partido de ida en el inolvidable Parc des Princes. Podía haber sido peor, sí, pero podía haber sido mucho mejor. El PSG  ha sido el segundo clasificado con mejor puntuación, peleando a cara de perro con el Arsenal una primera plaza que solo el empate del Ludogorets en París pudo evitar. Para el Madrid, el Napoli, con partido de vuelta en San Paolo. Ojo, noventa y cinco minuti en Italia son molto longo.

Pero antes del parón otra visita trampa: pericos en el Camp Nou. Ave que vuela, a la cazuela.

WhatsApp Image 2016-12-11 at 15.17.27.jpeg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s